Category: Big win

Logros Veloces Ganadores

Logros Veloces Ganadores

Así impresionaba Ganadoree a su estratega de Ferrari. Mejor jugarlo solo en casa, no vayan otros u otras a ser víctimas de la ira de Rainbow Six. Campeonato Centroamericano y del Caribe.

Logros Veloces Ganadores -

La razón por la que hemos incluido este 'Defensor Definitivo' es porque, si bien la mayoría de los juegos premian la habilidad o pericia individuales o en grupos de dos como máximo, en este caso se necesita la cooperación de todo el grupo para desbloquearlo.

En este caso se trata de sobrevivir, de un tirón y sin pausa alguna, a unos intensos 60 minutos de asedio constante mientras multitud de enemigos literalmente, cientos de ellos se dirigen a nuestra posición. No solamente se requiere habilidad y cordura para sobrevivir durante todo ese rato - sin pausas para ir al servicio o rellenar de refresco nuestro vaso - sino que hay que organizarse de forma excelente: disparar en breves ráfagas, conservar munición, establecer turnos de cobertura para cuando alguien se queda sin balas y, por supuesto, buscar un mapa que facilite las cosas.

En este caso, el llamado 'Cuartel General' es el que proporciona la menor cantidad de flancos abiertos y maximiza nuestras posibilidades de éxito.

Quake 4 Número 1. Probablemente que los jugadores de PC consideran una herejía verlo funcionando en consolas, tan lejos del teclado y ratón que lo vio nacer y los que tanto les debe.

Como buen FPS que se precie y sin campaña principal a la antigua usanza, la colección de logros está prácticamente destinada a reforzar las habilidades como jugador contra otros humanos y máquinas. En ese sentido, Quake 4 se muestra especialmente exigente con los puntos que otorga si, de nuevo, uno quiere obtenerlos de forma 'legal'.

No solamente hablamos de conseguir un número X de muertes, sino también jugar muchas partidas más de , por decir algo y conseguir muchas distinciones in-game. Pero el logro más salvaje se llama 'Número 1' y para conseguirlo se requiere, literalmente, liderar las tablas de clasificación en todos los modos de juego.

Esto es, dicho de forma sencilla y para la inmensa mayoría de la gente, absolutamente imposible. No solamente requiere obtener máximas puntuaciones a cada partida que disputemos, sino depender también de lo que a la vez hagan los demás participantes.

Es por ello que mucha gente ha optado por recurrir a algunos amigos que le ayuden a 'empujar' esta circunstancia, algo legítimo pero ciertamente deshonesto, desvirtuando el concepto de este logro.

En cualquier caso, incluso teniendo en cuenta esa posibilidad, son 20 puntos que traerán de cabeza a cualquier cazarrecompensas que se precie. La simple mención de las palabras Ninja Gaiden ya equivalen a 'mando roto estampado contra la pared por culpa de la frustración' para la mayor parte de los jugadores.

El juego producido por el legendario Itagaki no plantea desafíos sencillos para nadie, ni incluso en su más bajo nivel de dificultad, herencia probablemente de los viejos títulos de Spectrum y similares.

La segunda entrega para Xbox hace honor a la leyenda y presenta algunos retos que realmente ponen a prueba las habilidades de incluso los más expertos, premiando con logros el terminar el juego con una sola arma y hay una decena de ellas o bien haciendo de hasta el más mínimo encuentro el mayor de los deafíos.

Por esa razón hemos decidido incluir la 'Senda del Maestro Ninja' en nuestra lista. Primero, porque necesitamos terminar el juego en la senda del guerrero y en la del mentor - poca broma - antes de acometer esta tarea; segundo, porque aparecen más enemigos lanzando shurikens explosivos de los que uno es capaz de contar; y tercero, porque es rematadamente difícil sobrevivir a todo, especialmente a los jefes finales.

Aún así, y viendo que era factible, en el contenido descargable se incluyeron unas misiones todavía más desesperantes con un logro obteniendo la mejor puntuación en todas ellas. Sencillamente, no apto para humanos. Si algún conocido dispone de estos iconos desbloqueados, dirigidle un saludo respetuoso.

Probablemente conoce maneras de mataros con un dedal. En su primera aparición fuera de la ambientación de la Segunda Guerra Mundial, a pocos decepcionó la ya veterana saga, culpable de hacernos cambiar la concepción que teníamos de los FPS en cuanto a capacidad de inmersión.

Ubicada en la guerra moderna, no hubo ninguna duda de que nos encontrábamos ante un Call of Duty al seleccionar la dificultad 'veterano', todo un símbolo de la franquicia y de la que algunos argumentan que debería ser la única en la que se deberían experimentar estos juegos.

De hecho se dice que, al contrario de lo que sucede con la inmensa mayoría de títulos que se programan de menos a más en cuanto a aumentar los puntos de vida de enemigos y subir el daño de sus armas conforme subimos de nivel, en Call of Duty se hace al revés: primer se establece el 'veterano' y luego se rebaja a niveles inferiores para hacerlo más asequible para el resto de jugadores.

Sea como sea, 'El club del ligue aéreo' es el colofón a completar la campaña del modo más complicado. Se trata de intentar terminar el epílogo, que nos sitúa en un avión asediado por terroristas y que deberemos neutralizar en apenas 1 minuto de tiempo real para rescatar al VIP situado en la parte superior.

Superar la fase supone un ejercicio de repetición, terapia zen, masajes shiatsu y saber exactamente qué hacer durante 60 segundos: dónde disparar, cuándo y dónde tirar las granadas de humo, correr SIEMPRE y, por supuesto, tener algo de suerte.

Una vez conseguido, es inevitable alzar los brazos en señal de victoria: equivale a meter una canasta desde tu propio campo tras intentos.

Pero no hay duda ninguna: tras obtener este logro, uno es mejor jugador de lo que era antes. Y punto. Otro de esos juegos a los que culpabilizamos los mandos rotos y las paredes desconchadas, producto de lanzar los primeros contra las segundas en un ataque de frustración.

El shooter de Ubisoft tiene muchos puntos en común con Ghost Recon, pero lo aventaja en cuanto a dificultad por unos cuantos enteros.

No en vano es llamado 'realista' el mayor de todos ellos, porque de apenas un disparo o dos ya caemos abatidos. Aquí no se puede retroceder hasta un lugar seguro y esperar: si somos alcanzados, casi con toda probabilidad moriremos.

Si a eso le unimos la escasez de puntos de control a lo largo de las fases, la desesperación puede llegar a cotas insospechadas. Mejor jugarlo solo en casa, no vayan otros u otras a ser víctimas de la ira de Rainbow Six.

El logro 'Leyenda de Rainbow Six', con objetivo similar en la segunda entrega de Vegas, consiste en terminar todas las fases en el modo más alto.

No será tarea fácil en ninguno de los casos a menos que dominemos perfectamente las posibilidades de nuestro escuadrón, nunca entremos los primeros en un pasillo o habitación es feo mandar siempre a otros, pero los logros son los logros y optemos por la más cauta de las técnicas.

Y si puede ser detrás de un escudo antibalas, mejor. Sí, tal vez no sea la opción más 'rolera' la que se ajustaría más a cómo debiera jugarse en realidad, vamos , pero hay veces que la necesidad obliga. Y Rainbow Six: Vegas y Vegas 2 en dificultad realista es una de esas veces.

Que no se diga que no avisamos. Rockstar Table Tennis El As Los creadores de la saga Grand Theft Auto sorprendieron a propios y extraños en la confección de este título deportivo minoritario, basado además en un territorio que pocos se habían atrevido a visitar: el tenis de mesa, aunque algunos dicen que fue su forma particular de honrar la leyenda de Pong.

En cualquier caso, plantearon un título no apto para todos los públicos, con una jugabilidad muy estudiada y una puesta en escena tremendamente personal. Los logros que permite desbloquear no se quedan atrás en cuanto a dificultad, pues no en vano resultan algunos de los más complicados de sustraer y de ver añadidos a nuestro GamerScore, combinando tanto el juego offline como el juego online.

Rockstar Table Tennis plantea un gran reto para los cazalogros honestos en unos cuantos puntos: ganar 5 partidos consecutivos dejando a 0 al contrario, superar todos los torneos en su nivel de complicación más alto o ganar 50 torneos en línea.

Pero probablemente el mayor de todos ellos es el que se conoce como 'El As', que necesita que alcancemos, literalmente, la mayor clasificación TrueSkill en cualquiera de los modos. A día de hoy - con menos jugadores en activo - se antoja más sencillo que en el momento de su lanzamiento, pero aquellos que siguen jugando son auténticos hachas de las palas de ping pong.

Existen métodos que son eficaces para ganar partidos contra la CPU, pero los jugadores humanos no sufren de estos defectos, con lo que conseguir ser el mejor necesitará, valga la redundancia, que seamos los mejores. Y ya se sabe que todas las listas tienen una cosa en común: que primero sólo hay uno… y después vienen todos los demás.

Durante mucho tiempo, Dead or Alive 4 ha sido el mejor juego de lucha del que ha dispuesto Xbox y eso, por muchas críticas que haya recibido de los más puristas del género, merece un gran reconocimiento.

Incluso te exige ganar 20 partidas de forma consecutiva, algo que de hacerlo de forma 'legal' no es nada sencillo. Pero si hubiera que escoger un logro especialmente trabajoso y que resumiera la esencia del juego, tal vez debería ser el de las victorias en el survival.

Por lo menos, ya que el título puede llegar a desatar la ira de incluso un maestro de yoga, uno puede deleitarse con la contemplación de… de… los escenarios, por supuesto.

Dead Rising, aparte de ser el juego fetiche de parte de la redacción de MeriStation, es uno de los títulos que mejor favorecen la descarga de adrenalina tras un largo día de trabajo. No solamente hay montones de zombies que aniquilar sino que además podemos hacerlo de montones de formas distintas.

Hasta blandiendo un parasol, el sueño de cualquiera que haya ido a la playa en uno de esos abarrotados días de verano. Capcom premia a los jugadores con una lista de desbloqueables bastante competente, aunque desigual en cuanto a que el esfuerzo por sacar algunos es mucho menor que para sacar otros y sin embargo proporcionan la misma cantidad de puntos.

Por ejemplo, vale igual matar a los primeros zombies que a casi y, ciertamente, no es lo mismo. Pero el logro estrella de la casa se obtiene tras terminar el juego y activar la supervivencia de siete días.

Siete días de supervivencia ya serían de por sí un hecho remarcable si no fuera porque, además, cada día de juego equivale a 2 horas de la realidad punto número 1 y además NO es posible salvar el juego en mitad de la partida, teniendo que hacerlo en una sola sentada punto número 2.

Eso significa que, por lo menos, hay que jugar a Dead Rising durante 14 horas seguidas sin apagar la consola, que no es moco de pavo.

Por supuesto, puede ponerse en pausa y volver al día siguiente - opción desde luego poco recomendable para el hardware de las primeras X - con el consiguiente riesgo de que se vaya la luz o que la pareja abra la bandeja para ver una película, lo que a buen seguro ocasionaría un conflicto casero de sonada relevancia.

Oh, claro, y además se puede morir mientras jugamos. Un logro al alcance de los más temerarios. Un título de miras claramente japonesas que al final D3 Publisher consiguió sacar de tierras niponas y hacerlo aterrizar a nuestro mercado.

Medianamente desconocido, interpretamos el clásico juego de uno contra miles de alienígenas y, en este caso, las fuerzas extraterrestres nos lo ponen verdaderamente difícil.

Equipado con tan solo media docena de logros que se obtienen al completar las campañas en los progresivos niveles de dificultad, alcanzar a desbloquear las de nivel infierno queda reducido a un escaso número de individuos.

En primer lugar, porque el juego no es TAN bueno como para dedicarle las 80 horas que requiere y, en segundo lugar, porque necesitamos a OTRO jugador que esté tan loco como nosotros.

El logro de 'Adquirir todas las armas' es casi autoexplicativo, pero no dice que son casi las herramientas de destrucción que deberemos coleccionar y que para obtenerlas todas deberemos superar el título en los 5 modos que nos ofrece, complicando cada vez más las cosas a medida que avanzamos hasta llegar a un punto en el que se convierte en ridículamente desafiante, donde morir es lo que más habitualmente vamos a hacer.

Sinceramente, hay pocas razones por las cuales uno dedicaría tantas horas y tanta paciencia a Fuerza de Defensa Terrestre , con lo que obtener los puntos con los que agracia nuestra tarjeta de jugador se convierte en una misión suicida.

Personalmente, algunos preferiríamos enfrentarnos a los extraterrestres de verdad. Cuando el original Devil May Cry aterrizó en nuestra PlayStation 2 hubo un acuerdo común casi instantáneo al respecto del juego en tres puntos: 1 se había creado una franquicia gracias a la jugabilidad del título de Capcom, 2 se hacía imprescindible el uso de un selector de hercios para poder disfrutar los juegos sin bandas negras y a la velocidad original que se concibió y 3 la araña del segundo episodio era rematadamente difícil por encontrarse tan tempranamente en el argumento.

La leyenda de Dante pasó por sus altibajos, pero la dificultad del título en los niveles más altos, la precisión en los combos que se requerían para culminarlo y el hecho de que se convirtiera en un juego 'técnico' para muchos jugadores, mantuvo intacto su caché y motivó la cuarta entrega de la saga.

Devil May Cry 4 volvió a sus orígenes pero manteniendo una de sus señas de identidad: lo francamente complicado que resulta, especialmente en el modo de 'Dante debe Morir'. Simplemente terminando este modo, uno ya merece ser mirado de otro modo. Pero si además lo hace con una S en todas sus fases, es necesaria una reverencia.

No hay consejos que dar que puedan ayudar a obtener los míseros 50 puntos que otorga el logro 'Nunca digas Muere', excepto el no utilizar los personajes especiales Super Nero y Super Dante, cosa que quién ha llegado a este punto ya conoce de sobras.

Personalmente, este redactor que suscribe tiene agregadas dos personas en el Live! Dos personas a las que les pido perdón cuando a alguien se le ocurre llamarme 'hardcore player'. Los juegos de conducción de tipo arcade también representan una buena oportunidad para demostrar al mundo la diferencia entre un pelele y un pR0 player.

La franquicia Project Gotham, aclamada y respetada por todos los usuarios de la blanca de Microsoft, presenta un montón de retos alrededor de conseguir victorias en las carreras, realizar acciones especiales, batir marcas de los mejores y ganar kudos.

Precisamente a medida que ganamos experiencia y dinero podremos adquirir los mejores coches respectivos de cada una de las más importantes marcas y solamente con ellos, con el Ferrari F50GT y con el Mercedes McLaren F1 LM podremos intentar desbloquear el 'Campeón de platino', con toda seguridad el reto más peliagudo de todo el juego.

Y es que conseguir superar todas y cada una de las pruebas obteniendo la más alta de las medallas no es ni mucho menos tarea fácil; requiere una perfecta memorización de los circuitos en los que vamos a correr, un control absoluto del vehículo con el que vamos a intentar batir las pruebas de habilidad y dominio del coche y por supuesto una alta dosis de pericia para vencer a los rivales que también conducirán coches de altísimo nivel.

Los puntos que otorga este desbloqueable son seguramente de los más merecidos que existen en el catálogo de Xbox y aquellos que lo poseen no solamente han dedicado docenas o cientos de horas al juego sino que seguramente serían capaces de conducir con los ojos cerrados.

Ojo cuando prestéis el coche a alguien con este logro en su palmarés, no vaya a llevaros a casa es un tiempo récord al tiempo que hace giros de grados en búsqueda de más kudos.

De acuerdo, Monster Madness tal vez no sea el mejor título beat ‘em up mata mata de uno contra todos que haya en el mercado pero a es uno de los pocos que existen y b tiene un espíritu retro que lo hace muy entretenido, especialmente con 4 amigos.

Armados con todo tipo de utensilios, desde desatascadores hasta hachas pasando por multitud de enseres fabricados con chatarra, uno debe abrirse paso por todos los niveles masacrando la oleada de zombis que se le viene encima. Su jugabilidad de la vieja escuela se plasma también en su colección de logros y, especialmente, en el que tiene que ver con 'Fashion Show', consistiendo en desbloquear todos los trajes posibles para todos los personajes que forman el elenco del juego.

Se dice más rápido de lo que se puede realizar, ciertamente, porque no solamente nos veremos obligados a completar prácticamente todo el resto de logros que hay en la lista, sino que además habrá que finalizar el juego en repetidas ocasiones en todos los niveles de dificultad y, por si fuera poco, con la gradación más alta al acabar la partida.

Los 70 puntos que otorga por conseguir tan titánica tarea son poca recompensa para el tedio que supone repetir las mismas acciones una y otra vez forzándonos a ser cada vez mejores, cuando ya de por sí el desarrollo del juego es bastante repetitivo.

Vampire Rain El auténtico John Lloyd - Todo Completado. Pocos títulos generan una sensación de amor - odio tan fuerte como lo hace Vampire Rain, la mezcla de survival horror y juego de infiltración desarrollado por Artoon.

Apenas son 20 los logros que Vampire Rain permite desbloquear, pero la mayoría de ellos solicitan matar una serie de enemigos que, cuando entran en estado de rabia, tardan mucho en morir y llaman a sus colegas, a quienes no les hace mucha gracia lo que estamos haciendo con sus congéneres y la discusión suele acabar con consecuencias desfavorables a nuestros intereses.

Matar de estos vampiros durante la campaña principal es relativamente fácil si esperamos hasta el final del juego en el que prácticamente nuestra munición es infinita; pero no es tan sencillo terminar todas y cada una de las fases con la más alta gradación O cuidado, no Y cumpliendo requisitos especiales lo que nos obligará a rejugarlas en más de una ocasión para obtener el logro de 'juego completado', gesta que nos puede llevar muchas - muchas - horas y serios problemas psicológicos y sociológicos que no compensan los 50 miserables puntos que nos esperan en el caso de finalizar con la totalidad de condiciones que se nos imponen.

Si ya en los mejores juegos estas actividades son solamente aptas para unos pocos, en aquellos títulos más mediocres se convierten en una tarea casi incomprensible. Alcanzar el máximo grado en los juegos de lucha generalmente requiere un dominio considerable del stick y un conocimiento extenso del título en cuestión.

Incluso en juegos considerados 'sencillos', los logros más difíciles suelen ser muy complicados. Si a todo eso le añadimos de por sí un producto considerado por muchos como 'complejo', la cosa empeora bastante. Virtua Fighter 5 es uno de los pocos simuladores de lucha que para llegar a dominar con profundidad requiere de habilidades que no están al alcance de la mayoría de jugadores.

Adquirir ese nombramiento no es tarea fácil; habrá que haber completado el juego por completo con todos los personajes, haber obtenido todos los emblemas, tener el máximo Dan y haber derrotado a algunos de ellos consecutivamente sin perder ni un solo combate porque, de darse el caso, seríamos automáticamente degradados al rango inferior y deberíamos volver a escalar la progresión.

Dada la alta dificultad intrínseca al juego en sí, dado el nivel de dominio y conocimientos que se requieren del juego y dadas las particularidades que el mismo sistema de promoción establece, alcanzar la máxima calificación en Virtua Fighter 5 es casi inaudito y, de merecerlo, es menester retirarse a una lejana ermita mientras esperamos que estudiantes ávidos de conocimiento vengan a buscarnos.

Square rompió moldes y se subió al carro de los juegos de rol multijugador masivo apostando por llevar la más conocida de sus franquicias a los mundos persistentes. Y así nació Vana'Diel, que ya cuando llegó a la consola de Microsoft tras su paso por el PC y PS2 mostraba claros signos de envejecimiento.

Sin embargo, aún a día de hoy sigue subsistiendo sin descanso, proporcionando la que es, sin lugar a dudas, la lista de logros más larga de completar de todo el catálogo de Xbox De hecho, no tenemos información de que haya nadie que lo haya conseguido jamás.

Subir un personaje a su máximo nivel no es que sea exageradamente longevo, con lo que aquí trataremos los logros en su totalidad y no individualmente. Muy sencillo. Hay hasta 18 personajes distintos que tenemos que subir hasta el grado 75 y, para algunos de ellos, habrá que tener otro hasta por lo menos nivel 30 como pre-requisito para poder hacerlo.

Como en todos los MMORPG, llevar una profesión hasta su cota más elevada suele ser cosa de semanas o incluso meses, con lo que si además tenemos que hacerlo 18 veces para poder ir obteniendo los 30 puntitos que nos va dando cada vez que lo hacemos con uno distinto, el ratio de tiempo invertido dividido por el resultado es claramente triste.

Desde luego que puede ser muy satisfactorio, o eso suponemos, pero alguien con puntos en este juego difícilmente puede tener vida social. Entendiendo como vida social aquella llevada a cabo fuera de Vana'Diel, por supuesto.

A medida que más y más títulos van llegando a las estanterías de las tiendas y especialmente juegos de acción en primera persona, conseguir un videojuego imaginativo en todos los aspectos se convierte en algo cada vez más difícil y en el tema de los logros no existe excepción.

En ese sentido, este FPS con tintes de terror que supone F. es un soplo de aire fresco, aportando retos al jugador que se salen de la norma que podríamos llamar 'clásica'. Superviviente es uno de los dos logros más interesantes que hemos visto en un juego de este estilo porque implican cambiar completamente el enfoque que normalmente damos a los juegos de disparos: hay que acabar la campaña individual sin morir.

Se dice más fácil de lo que se hace, aunque lo lógico será intentarlo en el nivel de dificultad más sencillo, claro. Aún así, no es tarea nimia.

Un pequeño segundo de despiste o incluso el jefe final, que tiene la manía de estar rodeado de unos incómodos fantasmas que explotan, pueden darnos más de un disgusto. Para completar el desafío y hacerlo todavía más complicado, puede escogerse completarlo con menos de rondas de munición, acabarlo sin ninguna ayuda de la cámara lenta o artículo que mejore nuestras capacidades, etc.

Probablemente lo más sensato es hacerlo en diferentes partidas pero, premiando la originalidad del logro, tal vez valga la pena. Mucho más que los aburridísimos 'mata a X enemigos con X arma' que son lo que abunda. Guitar Hero III Todas las canciones de experto en 5 estrellas.

Desde la explosión de los juegos musicales en occidente, probablemente el más exitoso ha sido Guitar Hero. Su fórmula no deja indiferente a nadie y, debido a lo particular de su control recordemos, una guitarra de plástico , no es apto para todos los públicos.

La mecánica de ir acertando las notas que aparecen en pantalla al ritmo de las canciones que suenan puede parecer sencilla, pero el nivel de complicación que alcanza a medida que se va subiendo de dificultad es inimaginable para la gran mayoría de jugadores.

Basta ver un tema tocado en 'experto' para comprobar lo lejos que queda esa habilidad para la mayoría de los mortales. Terminar la carrera en ese grado es ya de por sí un logro, un gran trofeo, y está reconocido como tal en la lista.

Ahora bien, alcanzar la máxima puntuación que requiere prácticamente la perfección a la hora de ejecutar los temas casi sin fallar ninguna de las notas y usando hábilmente los multiplicadores en todas las canciones es algo que no suele verse en las listas y que apenas unos pocos elegidos han nacido con la técnica, la paciencia, las ganas, la velocidad en los dedos, la coordinación mano-ojo digna de un ninja urbano, el gusto por los temas que suenan porque insistimos, habrá que escucharlos y tocarlos unas cuantas docenas de veces - o más - cada uno y el tiempo libre - que no lo hemos comentado, pero es importante - necesarios para alcanzar tal gesta.

Para que la gente se haga una idea, Lenny Kravitz no tiene este logro. Yngwie Malmstein tampoco. Y el legendario Jimi Hendrix sudaría tinta para sacarlo, seguro. Los que llevamos muchos años en el mundillo de los videojuegos no somos sorprendidos con demasiada frecuencia pero, de vez en cuando, aparece algo que rompe los moldes.

A menudo es su absoluta sencillez lo que fascina y casi siempre su jugabilidad explícita y sin fisuras lo que los hace imprescindibles. De la mano de Valve nos llegó este 'Portal', incluido en la entrega para consolas de su Orange Box como juego extra; es muy difícil no conocer a estas alturas su funcionamiento porque existen hasta versiones en flash jugables a través de web.

Y sin embargo, su aparente sencillez esconde uno de los retos más complicados con los que nos podemos topar: 'Aperture Science'. Conseguir medallas de oro en todos los retos de Portal no es tarea fácil, especialmente si tratamos de conseguirlos de forma original, sin ayudas.

Info del evento. Era solo la vigésimo cuarta carrera y primera para el equipo Red Bull Racing , pero Max Vertappen hizo historia y se convirtió en el vencedor más joven de una carrera de F1.

Todo un líder de tan solo 18 años y días. Y es que hace apenas dos años, este chico holandés se estrenaba al volante de un monoplaza, justo después de ganar el Campeonato del Mundo de Karting. Entonces, ¿qué mejor momento para dar un vistazo a algunos de los pilotos más rápidos, atrevidos, jóvenes y que han roto todos los registros de la F1?

La vuelta más rápida — Juan Pablo Montoya, , GP de Italia. En , los coches de Fórmula Uno llegaron a su pico de rendimiento y se batió el récord de la vuelta más veloz durante la calificación del Gran Premio de Italia. Juan Pablo Montoya fue quien estableció el tiempo de la vuelta más rápida de la historia, un récord que a día de hoy sigue vigente.

La penalización más tempranera — Sebastian Vettel, , GP de Turquía. El récord: 6 segundos. Sebastian Vettel ha roto casi todos los récords en la Fórmula Uno: el piloto más joven en ser campeón del mundo, el que más carreras ha vencido de forma consecutiva pero hay un registro del que no está muy orgulloso.

En su primera aparición en la F1, en el Gran Premio de Turquía de , Vettel salió de su box, se salto el límite de velocidad del pit lane, y fue penalizado con seis segundos.

El vencedor más joven - Max Verstappen, GP de España El récord: 18 años y días de edad. Max Verstappen comenzó a romper registros el mismo momento en que aterrizó en la F1 con Toro Rosso. A los 17 años y días de edad, el holandés se convirtió en el piloto más joven de la F1 cuando debutó en el GP de Australia y, justo en la siguiente carrera, en el GP de Malasia, se convirtió en el chaval más joven de la F1 en sumar puntos.

Una frenética carrera que, tras solo 24 carreras en la F1, acabó debutando en el equipo Red Bull Racing en el GP de España. Sí, Verstappen se ha convertido en el primer ganador de la F1 de los Países Bajos, el piloto más joven en subir en el podio y, por supuesto, el más joven en ganar una carrera, un récord que poseía Sebastien Vettel, que compartió podio con el holandés ese día.

Max Verstappen hace historia en la F1 5 minutos de lectura. El récord: 0. El final del de la temporada se presentaba interesante, ya que Schumacher y Jacques Villeneuve llegaban a la ronda de Jerez separados por sólo un punto.

Sin embargo, una sesión extraordinaria de clasificación antes de la carrera puso las cosas aún más emocionantes.

Villeneuve marcó un tiempo de 1 m 21, s para lograr la pole provisional, pero minutos más tarde, Schumacher estableció un crono idéntico.

Es uno Logris los siete atletas Lovros en la historia han Premios Geniales Sorteos títulos en las categorías juveniljúnior Logros Veloces Ganadores Ganasores. Se Lgros conoce como Sitio web de apuestas a la carta Bolt" Ganqdores inglés, "Relámpago". En Velocss Campeonato Mundial Júnior Logros Veloces GanadoresVelooces una medalla de Competencias Triunfales en los m lisos que le convirtió en el Ganaddores más joven de Velocrs historia del evento para ese tiempo. Su carrera profesional se inició eny aunque compitió en los Juegos Olímpicos de ese año, perdería las siguientes dos temporadas por lesiones. En superó el récord jamaicano de los m de Don Quarrie con un tiempo de 19,75 s. El año consiguió su primer récord mundial en los m lisos con 9,72 s, y culminó el año con otras marcas absolutas en esa misma prueba en los m y en la carrera de relevos 4× con el equipo de Jamaica, con registros de 9,69 s; 19,30 s; y 37,10 s respectivamente, durante los Juegos Olímpicos de Pekín. Tales hazañas le consagraron como el primer atleta en ganar tres pruebas olímpicas desde Carl Lewis en Esta historia Renovación y reembolso Logros Veloces Ganadores de. Verstappen es el Logros Veloces Ganadores más joven de Ganqdores F1. Montoya tiene el récord de la vuelta más veloz. Schumacher ganó la carrera más rápida. El final del GP de Italia de Ir al contenido. Logros Veloces Ganadores

Video

✅🆕 LOGROS FÁCILES EN GAME PASS: Football Manager 2024, +10 logros🏆 RÁPIDOS!!!🎮

Author: Faukus

1 thoughts on “Logros Veloces Ganadores

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com